miércoles, noviembre 03, 2004

LOS FALASHAS - TRIBU PERDIDA DE ISRAEL

Los orígenes de esta antiquísima comunidad son oscuros y están envueltos en un velo de leyendas y especulaciones. Algunos falashas remontan su parentesco ancestral al rey Salomón y a la Reina de Saba. Por otra parte, varias autoridades rabínicas en Israel y el occidente han sugerido que los judíos etíopes provienen de la tribu perdida de Dan, misma que desapareció después de la destrucción del Primer Templo de Jerusalem (675 a.e.c.).

Sin embargo, numerosos historiadores han coincidido en que los falashas son miembros de una tribu indígena hamítica, de piel oscura, conocida como Agau. Se cree que adoptaron la religión judía en el primer o segundo siglo de la era común. El culto que practican los falashas se basa firmemente en la Biblia hebrea sin considerar la Ley Oral o Halajá, la cual desconocen por completo. No tienen muchos conocimientos del hebreo, y para sus prácticas religiosas, utilizan el guezo (lengua etíope antigua). Se adhieren fanáticamente a las enseñanzas del Pentateuco y son escrupulosos en su observancia de las leyes dietéticas y de higiene, así como del calendario judío.

La forma en que profesan el culto es, en muchos aspectos, una reminiscencia de como se practicara en los días que precedieron a la destrucción del Segundo Templo de Jerusalem (70 e.c.). Como los falashas se vieron aislados de la Tierra Santa y de las escuelas rabínicas en fecha primigenia, no recibieron influencia talmúdica.

Etiopía adoptó el cristianismo a mediados del siglo IV. Los judíos instauraron su propio reino dentro del Imperio Etíope y mantuvieron su independencia a pesar de ser constantemente hostigados por sus vecinos. La invasión de los emperadores ahmaric, en el siglo XVII, cambió drásticamente su suerte. En 1616, bajo el emperador Susneyos, la comunidad judía fue sometida a una terrible masacre. Su reino fue destruido y dos tercios de la población fue asesinada o forzada a convertirse al cristianismo. El resto fue despojado de sus tierras y reducidos a la esclavitud. Durante años, los falashas vivieron aislados del mundo exterior y perseguidos por los distintos regímenes.

Para principios del siglo XX, de los 250 mil falashas que constituían la comunidad judía, sobrevivieron tan sólo 28 mil. La ascensión al trono de Haile Selassie así como la implementación de sus leyes discriminatorias complicó aún más su situación. La política de ahmaraización o aculturación de las minorías bajo el predominio de la Amhara, irrumpió impetuosamente en la población falasha.

En septiembre de 1974, después de meses de insurrección, Selassie fue depuesto. A la caída del dictador, emergió un régimen marxista que se vio confrontado con terribles problemas, pero en los primeros años, había una esperanza de que los falashas pudieran emigrar, aún en pequeños números. El régimen de Mengistu estaba de acuerdo en intercambiar judíos etíopes por armas israelíes y cerca de 160 de ellos lograron emigrar.

El acuerdo se deshizo y el régimen se opuso a la emigración de cualquier etíope para preservar su unidad nacional. Los años que siguieron a la revolución fueron difíciles para los judíos. Los terratenientes etíopes realizaron redadas en los poblados donde vivían y cientos de falashas murieron. Muchos otros decidieron huir para escapar de los horrores. Al cruzar la frontera, se encontraron con un clima y una cultura hostiles que amenazaba su supervivencia.

Los judíos que permanecieron en la provincia de Gondar fueron objeto de degradantes restricciones por parte del régimen militar de Mengistu. Para las autoridades etíopes, el judaísmo era una religión arcaica, por lo que establecieron medidas para asimilar a los falashas. Las sinagogas y las escuelas judías fueron cerradas, se prohibió el uso del hebreo y los líderes comunitarios fueron encarcelados. Miles de judíos, uniéndose a otros refugiados etíopes, huyeron a países vecinos.

7 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Clickbank Mall dijo...

Come Visit Santa at his blog and tell him what you want for Christmas,

luis dijo...

Los apellidados Rojas son en realidad los Shajor, los judíos negros de Sefarad, como explican documentos medievales publicados acá. El ADN les relaciona con judíos negros de África.

http://judiosnegrossefarad.blogspot.com/

Anónimo dijo...

holy king selassie I, Jah Rastafari

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Anónimo dijo...

It was very interesting to read about this in your article. blood pressure

Anónimo dijo...

It was very interesting to read about this in your article. blood pressure Read a useful article about tramadol tramadol