jueves, noviembre 11, 2004

EL CELIBATO EN EL SACERDOCIO

El mismo Pedro (para los católicos romanos el primer papa, estuvo casado, así como
muchos de sus seguidores "papas" en siglos posteriores, hasta que el
catolicismo Romano una vez más se saltó la Escritura y lo puso como obligatorio.

Tanto los obispos, pastores o diáconos pueden casarse deben hacerlo si no tienen el don del celibato (continencia).

Antes de la Edad Media los sacerdotes podían tener esposa, lo que preocupaba
a los más altos dignatarios de la Iglesia en esa época, quienes buscaban una
manera de proteger el patrimonio de la Iglesia contra reclamos de herencia
por parte de los hijos procreados bajo matrimonio. En el año 579 de la Era
Cristiana, esta preocupación llevó al Papa Pelagius II a concertar un
acuerdo con los sacerdotes para dejar claramente establecido que nadie podía
heredar las propiedades de la Iglesia.
Posteriormente, once años después de ese acuerdo, el Papa Gregorio I declaró
ilegítimos a todos los hijos de sacerdotes. En el año 1022 fue el Papa
Benedicto VIII, quien prohibió el matrimonio "y las amantes" para los
sacerdotes, mientras que el Papa Inocente II evitó todos los matrimonios de
este tipo y los nuevos sacerdotes ya casados tuvieron que divorciarse de sus
esposas si deseaban continuar en el ministerio religioso católico.
En la Edad Media prevaleció la falsa creencia entre el clero de que el
cuerpo era sucio y la sexualidad debía ser eliminada para obtener mayor
espiritualidad. Como podemos ver a través de las páginas de la historia el
celibato ha sido orígen de grandes controversias y hoy la sexualidad, que
de acuerdo a investigaciones científicas es saludable y beneficiosa tanto
para la salud física como emocional, ha sido uno de los puntos más
vulnerables de la Iglesia Católica.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

siempre lo imaginé

Anónimo dijo...

Biblicamente estas crehencias vendrian de personas con mentes marcadas, guiados por demonios.

Anónimo dijo...

El celibato no es mas que una cruel suprecion a sentimientos humanos que por naturalesa los tenemos.

Anónimo dijo...

Al abolir el celibato entre los pastores de la iglesia cátolica, estariamos evitando tando desorden sexual que esta existiendo en la iglesiaq carolica

Anónimo dijo...

El celibato debe ser una desicion personal de cada pastor, que este en condiciones reales de mantenerlo ya se por conviccion o por que en su elevacion espiritual haya trascendido la necesidad sexual que los seres humanos poseen, si que esto lo haga mejor o peor que otro. Es importante que un orientador religioso tenga esposa y familia para poder ayudar a sus seguidores que esten pasando una tribulacion, si no tiene experiencia no puede saber del sufrimiento humano. Yo no le pediria consejo a ningun cura...

Anónimo dijo...

ce-libe que es ce libar y libar es regar, la biblia dice mas o mas habalndo de cristo " el que no es con migo, contra mi es, el que no recoge, desparrama" que es regar. Que en cambio de ser regador es menester ser recogedor, que se refiere a los que son castos, que son aquellos que a su inverso de polux que es polución, es decir regador, ser casto es no tener polux polución, que es flujo de semen, y tambien dice la escritura, todo hombre que tenga flufo de semen será inmundo, y para ser limpio es menester bañarse con aguas vivas, y toda aquel ke cree en mi como dice la escritura, rios de agua viva correran por su vientre, que no es por fuera qu es emisión de semen, aquellos que no riegan su semen son los que utilizan esas aguas de vida para ser bañados y vueltos limpos a Jehová - Cristo - Jesus.

Camilo Yaryura dijo...

Por prohibir que los curas se casen, es que hay tantos curas homosexuales en la iglesia, y lo peor es que la iglesia lo sabe y no hace nada,

Anónimo dijo...

juzgar no cuesta nada, pero la realidad que si seria bueno que los sacerdotes se casaran y formaran sus propias familias, ya que de ellos en muchas ocasiones se saben cosas que hacen y la realidad es que tambien el que sirve a su esposa y a sus hijos le esta sirviendo a Dios - como hombre catolico que soy, no estoy en contra de que los sacerdotes se casen.